Las Tipografías Correctas para Tu Página Web

Hola Mamá emprendedora,

 

Cuando comenzamos un nuevo proyecto, dejamos de lado las tipografías correctas y desde mi punto de vista como diseñadora, cada tipo de letra tiene una forma de hablar y definirnos, es por ello, la importancia de la misma.

En el artículo anterior descubrimos cómo tener una web capaz de enamorar, pero ahora vamos a profundizar un poco más en las Tipografías y cómo hacer el uso correcto de las mismas.

Debo decirte, que muchas personas subestiman el poder de una buena combinación tipográfica y la verdad esto es tan prioritario como una buena paleta de colores y selección de material fotográfico para nuestra página web y redes sociales.

La combinación de letras, cursivas, mayúsculas y redondeadas suele ser ideal para crear textos llamativos, pero no para toda nuestra web. Recuerda que una tipografía adecuada puede aumentar el tiempo de visualización en tu página web.

Te recomiendo que hagas una selección en base a pruebas de más de una tipografía para tu página web.

Por ello, quiero que tengas en cuenta lo siguiente:

1.- ¿Qué tipos de tipografías puedes usar?

 

Como te he comentado, existen diferentes tipos, por lo que vamos a clasificarlas para que sean más fáciles de comprender, con ejemplos gráficos.

 

Se pueden escoger diferentes fuentes para el título y textos, pero no es recomendable mezclar más de dos, o máximo tres, tipografías distintas, por una razón de coherencia estética. Existen cuatro familias tipográficas donde podemos agrupar todas las fuentes que existen actualmente. Son las siguientes:

 

Tipografía recomendada para títulos:

 

Serif (Serifada)

La tipografía serifa tiene pequeñas pinceladas o trazos que se extienden desde los extremos de las letras o símbolos. Estas son las más recomendadas para títulos y Subtítulos.

Las letras son rectas pero tienen un pequeño remate llamado serifa. Transmiten seriedad, clase, tranquilidad y firmeza.

Ideales para: Títulos, subtítulos, destacados. Si su soporte es el papel, son muy fáciles de leer ya que su remate facilita al ojo humano el enlace de unas letras con otras. Su uso está muy extendido en prensa escrita.

No recomendables para: En páginas web no se deben usar para cuerpos de texto demasiado extensos pues pueden dar una sensación de emborronado y son más complicadas de leer.

 

 

Tipografías para textos largos (contenido del blog):

 

Sans Serif (Sin serifa)

La tipografía sin serifa no presenta pinceladas o trazos, sino cortes limpios en los extremos. Son rectas, sencillas y carecen del remate que tienen las Serif.

Presenta un estilo limpio, funcional y minimalista. Transmiten modernidad, sobriedad y seguridad. Es un tipo de fuente muy neutro. Su trazo es homogéneo, no existe un contraste entre unas partes u otras de la letra.

 

Manuscritas

Estas tipografías son muy usadas hoy en día, pero debemos tener mucho cuidado con el uso y la distribución, estas las puedo recomendar para títulos  o frases cortas dentro de la web o simplemente un texto que quieras destacar, pero no abuses de este tipo de letra ya que en ocasiones no son suficientemente legibles y utilizarlas en textos de tu web es demasiado arriesgado y no recomendable.

Se llaman así precisamente porque imitan la manera de escribir a mano. Las letras se van enlazando unas con las otras.

Estas fuentes transmiten elegancia, afecto y creatividad. El primer carácter de imprenta usado en Europa fue de esta familia, la Gótica, que imita la escritura a mano de los monjes de la Edad Media.

Ideales para: Son muy vistosas si se usan en títulos, subtítulos o firmas.

También pueden usarse en logotipos.

No se suelen usar : Tal y como ocurre con las Serif, las tipografía manuscritas no son recomendables para textos largos ya que son menos legibles en pantallas de ordenador.

 

Decorativa 

Estas tipografías las utilizamos para hacer nuestros textos o página web y hacer nuestro blog un poco más animado. Sin embargo, no es para todo el mundo, por lo que debes saber primero; Que tipografía te define y segundo; Que es lo que tu público desea.

Son las más originales. Podríamos decir que todas las tipografías que no se puedan colocar en cualquiera de las tres categorías anteriores, son decorativas. Pueden tener relieve, dibujos, formas geométricas, símbolos… hay un sin fín de posibilidades.

Casi todas las fuentes que podemos agrupar dentro de esta familia tipográfica, fueron creadas en un momento concreto y para un fin muy específico. Un claro ejemplo de esto son las conocidas letras de Disney, creadas para dar identidad a la marca.

Ideales para: títulos, nombres o palabras concretas. Para crear logotipos o para marca personal son perfectas, con esta tipografía se pueden confeccionar logotipos geniales sin necesidad de otras formas o imágenes.

No recomendadas para: Nunca las uses para un texto. A ciertos tamaños no se leen y además daría sensación de poca profesionalidad encontrarse un texto con letras de este estilo, da igual si es en pantalla o papel.

2. Selección

 

Selecciona 6 Tipografías que más te identifiquen y que transmitan tu personalidad, de estas 6 vamos a quedarnos solo con las 2 0 3  que más te caractericen.

¿De dónde las puedes seleccionar?

Te recomiendo páginas web cómo: myfonts.com (pagado) o dafont.com (gratis), en esta última puedes hacer tantas pruebas como necesites, sin embargo, te recomiendo apostar por solo 6 tipografías donde un par sea cursiva, otro recta y otras dos más llamativas. De este modo las tendrás en diferentes variantes y podrás jugar con su combinación.

2. Combinación

 

Llegó la hora de combinar tus tipografías, juega con ellas, establece diferentes formas para usarlas, en mayúsculas, altas y bajas, cursivas, fondos, cintas, etc. Este es el momento de saber qué combina mejor.

 

Consejos para crear una combinación perfecta:

  • Contraste: Combina una letra Serif con una Sans Serif.
  • Cantidad: Utiliza siempre 2 o 3 tipografías máximo.
  • Grosores: Combina tipografías finas y gruesas.
  • Legible: Utiliza tipografía legible (siempre).

 

4. Mantén el Branding

 

Llegamos al último paso, y es que la verdad muchas personas se olvidan de este, es decir, ya hiciste un trabajo previo que te llevo tu tiempo hacerlo correctamente, ahora tienes que darle VALOR a ese trabajo y mantener siempre la misma tipografía, y me refiero a tu página web, redes sociales, post, papelería, recursos, entre otros.

Pero Irene ¿Por qué es tan importante este paso?

Amiga, este paso define tu posicionamiento en la mente del consumidor. Si no tenemos una misma línea gráfica, aunque les guste nuestro trabajo, simplemente no nos reconocerán.

Para terminar y a modo de resumen visual, te dejo una imagen que puedes guardar, te ayudará a elegir bien tus tipografías y sus combinaciones  adecuadas (logo, títulos y textos) para definir la personalidad de tu marca.

 

 

Espero que apliques estos consejitos, me cuentes qué te pareció el artículo (me haría mucha ilusión)  y que temas te gustaría que tratase.

Gracias por dedicar tu escaso tiempo a leerme, mamá emprendedora.

Un fuerte abrazo

Irene

 

 

 

 

configura y optimiza tu wordpress en solo 3 pasos

Tu Regalo Gratis,MAMÁ EMPRENDEDORA

 Hay algo para ti! Te regalo mi  CURSO GRATUITO  para mamas Emprendedoras Online, donde te explico en  SOLO  3 PASOS  a Configurar y Optimizar tu WordPress + Masterclass de DIVI .

Gracias. Te está llegando un correo!

Pin It on Pinterest